domingo, 18 de julio de 2010

Sectarismo en estado puro

La Generalitat prohibió poner la final del Mundial en los albergues

Ciutadans denuncia la circular que decía que «distorsionaba» la estancia

Zapatero embustero

Muchos padres se quejaron de que sus hijos no pudieron ver la final del Mundial durante su estancia en una casa de colonias gestionada por la Generalitat. ¿La razón? El día antes del partido, una circular firmada por un alto cargo de la Agencia Catalana de la Juventud pedía a los responsables de los albergues que no encendieran la televisión la noche en la que la selección española jugaba contra Holanda.

Ciutadans ha conseguido el correo electrónico que sirvió, a modo de circular, para que no se permitiera a los jóvenes seguir la final. El e-mail, firmado por el director del Área de Programas Xanascat (en catalán, Red Nacional de Albergues Sociales de Cataluña), Josep Maria Serrano, consta de seis líneas. En ellas, reenviadas a una treintena de albergues catalanes, dice que «después de recibir consultas de algunos directores/as y habiendo recibido algunas consultas y peticiones de padres y tutores de los participantes, os recordamos que elementos como la televisión son elementos distorsionadores del funcionamiento normal de la estancia y, consecuentemente, no se contempla su uso durante la estancia». Prosigue que «dado que mañana tendrá lugar el partido de la selección española y es posible que algunos de los participantes quieran ver el partido, os recordamos que, igual que con el resto de programación televisiva, hay que priorizar el programa previsto de actividad».

Zapatero embusteroLa red de albergues de Cataluña (Xanascat) depende de la Agencia Catalana de Juventud, gestionada por ERC. En su página web, Xanascat explica que la red de albergues consta de 42 centros, distribuidos en el territorio, y acondicionados para colonias de niños, estancias de jóvenes y familias. También están dirigidos a ayudar a jóvenes con discapacidades, en situación de marginalidad o inmigrantes.

La Agencia Catalana de Juventud también explica que centra su actividad «en contribuir al progreso nacional y social de Cataluña mediante la promoción del turismo, la educación, el desarrollo integral de los jóvenes, el asociacionismo y el bienestar social, a través del conocimiento de la realidad territorial catalana».

El presidente de Ciutadans, Albert Rivera, exigió «ceses» por esta directriz y animó al presidente catalán, José Montilla, a explicar los motivos de esta circular. «Se vuelve a demostrar otra vez el interés del independentismo de entrar en algunas áreas como la escuela, la juventud, y ahora el deporte, para manipular a niños y jóvenes», dijo Rivera, mostrándose convencido de que «si hubiera sido una final entre una selección catalana y Holanda, seguro que habrían permitido ver el partido».

Uno de los padres cuyo hijo acudió a uno de los albergues denunció recientemente lo ocurrido en las cartas al director en un periódico catalán. En su carta, el padre, Lino Ramírez, de Sabadell (Barcelona) expresaba su «indignación» por «los hechos ocurridos durante el mundial de fútbol en un albergue de la Generalitat en Coma-ruga (Barcelona), en el que mi hijo se encuentra de colonias».

«Un día le llamé para saber cómo vería la final -explicaba-, y mi sorpresa fue que me dijo que no les dejarían ver el partido. Me puse en contacto con el director, el cual me ratificó que había recibido instrucciones de que los chicos no vieran la final». El padre denunciaba que «llevamos a nuestros hijos a estas colonias para que allí refuercen los valores humanos y deportivos, por lo que no entiendo la prohibición de ver un acontecimiento deportivo de tal magnitud, cuando está todo el país pendiente del televisor».

Vía epesimo

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Acojonante hasta donde llega el independentismo catalán.

Flaó dijo...

Eso no es sectarismo, es totalitarismo, como en cualquier dictadura.

The Lizard King dijo...

No és violent qui cerca la seva llibertat, sino qui la oprimeix.

Carme P. dijo...

No acabo d'entendre quin és el problema. Durant les colònies no es permet l'ús de la televisió. Ah!.. espera.. clar.. el problema és que agrada molt tergiversar les coses i ara resulta que el que no es va permetre és veure la final de futbol... clar... clar... au! no us ofegueu amb la vostra bilis.