domingo, 5 de abril de 2009

Colegios embrujados: charlatanismo, negocio y suicido de la razón


PSEUDOCIENCIA Y EDUCACIÓN
PEDAGOGÍA WALDORF Y COLEGIOS EMBRUJADOS
Pocas cosas tan desagradables, a mí entender, como el macaneo en educación. Los colegios Rudolf Steiner con pedagogía Waldorf representan la quinta esencia del charlatanismo. En sus tres niveles: jardín, primario y secundario, modelan las mentes de sus educandos, con sempiternas supersticiones europeas, y con la seculares pseudociencias. Sin más, el suicidio de la razón.


Rudolf Steiner: un filósofo oscurantista

Rudolf Steiner
Para poder explicar en su justo plano la metodología pedagógica Waldorf, signada por su creador Rudolf Steiner, es menester hacer una breve referencia de su vida y obra. Podremos contextualizarla en sus orígenes, entender sus fuentes de inspiración, y su aplicación en el presente.
Steiner nació en 1861 en Kraljevic, una pequeña comarca en los límites de Austria y Hungría. Su padre, jefe de estación de ferrocarril, le inculcó una rutina de horarios y trabajos que influyó seguramente en el carácter posterior del joven Rudolf.
Cuenta la tradición que, desde su más tierna infancia, fue dotado con capacidades clarividentes. Su paso por el Colegio Técnico de la Universidad de Viena, forjó su afición por diversidad de temas, tanto científicos y filosóficos como artísticos. Pero siempre tamizados de mitologías y esoterismos vernáculos. En su tesis doctoral de filosofía, llamada Verdad y Ciencia, abandona todo argumento científico, para abrazar definitivamente el pensamiento mágico. Tan es así que, a los 29 años, en su trabajo de los Archivos de Goethe, en la ciudad de Weimar, descubrió el pensamiento esotérico rosacruciano que lo sedujo rápidamente.
Pero no todo es sinrazón en la vida de este personaje, su aporte a la teoría del color de Goethe influyó en el afamado pintor ruso Kandisky. De hecho, la posterior creación de su pedagogía (léase Waldorf) contendrá incursiones permanentes a la estética (arte y pintura).
Su militancia en lo paranormal lo lleva a conocer en Berlín al Conde Brockdorff, que lo invita a dar una conferencia, en una sociedad teosófica del lugar. Allí conoce a los dirigentes societarios Annie Bessant y el coronel Olcott. En dicha organización colaborará por diez años. También frecuentará a Madame Blavatsky, célebre médium.
El año 1909 es una fecha de ruptura para Steiner.
Se desvinculará de la Teosofía y establecerá su propio sistema de estudio, bajo el bautizo de Antroposofía, según él, ciencia espiritual del hombre que reconoce tres cuerpos: el físico, el etéreo ó biofórico y el astral, pero agrega uno más, para diferenciarse de se ex amor, la Teosofía, el 4to. aspecto, “el sustrato del yo”.
Básicamente, la concepción de la Antroposofía vincula al hombre con lo sobrenatural, Ej. se vale de todas las mancias, como la astrología, tarot, clarividencias, y todo fenómeno paranormal (reencarnación, registros akásicos, manifestaciones fantasmales, etc.), para explicar curiosamente el principio de libre albedrío. Sin darse cuenta que todo este entramado pseudocientífico sólo lo esclaviza
.
La Antroposofía, es “una vuelta de tuerca” de la Teosofía. Es decir, un cuerpo de doctrinas disparatadas e inconsistentes como toda pseudociencia que pretende explicar la esencia del hombre y el universo. Una sola teoría que explica “el todo”, no explica nada. La teoría de la falsación científica refuta a este postulado.
Del mismo modo, su visión del cristianismo esotérico, termina siendo un panteísmo emanatista híbrido, donde su Cristo, se lee en clave mística, ora tamizado por hinduismo, ora tamizado por reencarnacionismo. Su libro Búsqueda del Santo Grial, basado en teologías inconexas del medioevo europeo, lo describe a Steiner como un alumno aventajado del personaje cinematográfico Indiana Jones (claro está, sin el fisic du roll de Harrison Ford).
Su máxima obra, según se recuerda, ha sido la construcción del edificio llamado Goethaneum, realizado en madera y destinado a ser un centro de estudio de investigadores espirituales (antroposóficos). El mismo fue quemado por militantes nazis, poco antes de declarada la Segunda Guerra Mundial.
No llegó a ver este incendio, ya que enfermó mortalmente de cáncer y dejó de existir el 30 de marzo de 1925. Lo curioso, cuentan sus discípulos, es quien había sanado en vida a pacientes con todo tipo de dolencias físicas y no pudo salvarse a sí mismo.
Pero lo que pervivió, a no dudarlo, son dos pseudociencias singulares: por un lado, la medicina de orientación antroposófica (similar a la homeopatía, pero con diluciones decimales); la otra, la pseudopedagogía de los colegios Steiner (pedagogía Waldorf.) De esta última nos ocuparemos ahora.
Moraleja: Una pedagogía que no reconoce la supremacía de la razón en la constitución de los valores humanos, no merece llamarse pedagogía, sino pseudociencia ó macaneo posmoderno
.
( Leer más....)

Via www.periodicotribuna.com.ar



5 comentarios:

Resex dijo...

Desgraciadamente, Steiners, Krishnamurtis y otros gurús (por ejemplo en el nacionalismo) han invadido el panorama mediático y ya llevan cien años o más destrozando a mucha gente.
Esto sí que es una arma de destrucción biológica.
Buena entrada, espero que ayude a mucha gente confusa.

Anónimo dijo...

bUENO, A MI NO ME PARECDE TAN MAL.....más bien me parece un intento de desprestigiarlo...la frase "les enseñan a cultivar las flores de Bach"...dicha así, socarronamente...despectivamente, denota la ignorancia de quien lo suscribe...las flores de Bach se venden en las farmacias y está más que demostrada su efectividad. No me parece mal educar a los niños en la música , la huerta...
Lo peligroso son las Escuelas del Opus , las ultracaatólicas, y de Los legionarios de Cristo y todas estas CHORRADAS, donde se intenta comer el coco a los chavales hablandoles de la Palabra de Dios, separando sexos...y diciendoles lo "peligrosa" que es la Educaciónb para la Ciudadanía", estos colegios SI dan MIEDO

Anónimo dijo...

Bueno, yo lo he leido lo de las flores de Bach y no creo que el autor, que creo que es bastante objetivo, lo expone como una característica más...de socarronamente nada.

Lo que si dice es que esta corriente desprecia la ciencia, entre ello: la medicina tradicional, lo que da una idea de sectarios.

Sin embargo la medicina tradicional si aprecia las flores de Bach, por eso las vende en la farmacia del barrio. Desde hace miles de años se sabe de su efectividad, nadie lo duda.

Anónimo dijo...

Al anónimo segundo por si no se ha enterado LA PALABRA DE DIOS nunca ha hecho mal a nadie, está contenida en la Biblia que es el libro más leido y mejor de todos los tiempos. Otro gallo nos cantaria si hicieramos caso de la PALABRA DE DIOS y de los 10 MANDAMIENTOS, no harian falta decretos de Derechos humanos ni nada de eso.

Anónimo dijo...

ALGO DE RAZÓN DEBE TENER EL AUTOR, QUÍZÁS ÉL SE TOPÓ CON GENTE LOCA, COMO EN TODOS LADOS HAY.
YO TRABAJO EN UNA ESCUELA WALDORF EN CHILE. ACÁ NO PASA LO QUE DICE EL AUTOR, PASAN OTRAS COSAS, ESO SÍ.
HAY SERES DOGMÁTICOS, HAY REACCIONARIOS, HAY LOCOS, HAY DE TODOS. YO AL MENOS BUSCO MI PROPIO CAMINO, SOY DE IZQUIERDA, PROFESORA FORMADA EN UNIVERSIDAD TRADICIONAL, LUEGO EN LA PED. WALDORF. LA ANTROPOSOFÍA UNA FILOSOFÍA QUE SE NUTRE TANTO DE LA CIENCIA, OBSERVACIÓN GOETHEANISTICA,COMO DE OTRAS FILISOFÍAS, STEINER, UN PERSONAJE INTERESANTE, UN HUMANO COMO TU Y YO.
ANDREA